"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

UN MINISTRO EN PROBLEMAS ES UN MINISTRO QUE DEBE DEJAR EL CARGO

Por Antonio Cratzola (*)
 
El estadista francés Charles De Gaulle solía decir cuando reunía a su gabinete que “ministro con problemas es ministro que debe dejar su cargo” se basaba que los franceses consideraban a un ministro con inconvenientes ya no era creíble al pueblo y esa desconfianza podía acarrear en el futuro inmediato problemas ya muy graves al Jefe de Estado, para eso estan los ministros al fin y al cabo son fusibles, descartables y reemplazables.
La Ministra Patricia Bullrich otra vez más ha demostrado que no tiene capacidad para el cargo que ocupa, escuchándola hablar muchos argentinos nos retrotraemos a los nefastos años setenta, cuando al Dictador Jorge Rafael Videla se le preguntaba por los desaparecidos, siempre era negar la participación del estado, en el caso de Santiago Maldonado ocurre exactamente lo mismo con la ministra del macrismo, "No, en la gendarmería no hay información al respecto, de que se lo haya llevado”. 

Todo sabemos que la Gendarmería Nacional no está preparada y pero capacitada para hacer frente a manifestaciones o reuniones populares, su función es otra, en carne propia lo sufrió Fernando De La Rúa cuando por decisión del por entonces ministro del interior Federico Storani, la Gendarmería Nacional, escribía una página de sangre en su historia. Con una salvaje represión desatada sobre el pueblo correntino, que reclamaba Dignidad sobre el Puente General Belgrano, la Alianza, “el “correntinazo” tuvo su bautismo de fuego con la muerte de dos jóvenes y decenas de heridos; ni que decir décadas antes la "Masacre de La Bomba" o "Rincón Bomba" la matanza ocurrida en octubre de 1947, en el paraje La Bomba, cerca de la población de Las Lomitas en la actual provincia de Formosa, que en ese tiempo se denominaba Territorio Nacional de Formosa, cuando la represión indiscriminada extermina el pueblo originario de los “pingalá”, que todavía están esperando que el Estado Nacional declare crímenes de lesa humanidad, las miles de muertes ocurridas.

Pero volviendo a la ministra, muchas organizaciones de derechos humanos le reclaman a Patricia Bullrich el nombramiento como jefe de gabinete en el Ministerio de Seguridad  a un defensor de represores, el abogado Pablo Noceti, exsocio del defensor de Galtieri y defensor él mismo de represores en La Pampa y Entre Ríos.

También es “vox-populli” que se le critica que antes de salir hablar por los medios, y de negar o decir algún comentario se debe guardar silencio en el caso en que no se cuenta con información fidedigna para dar a los medios de comunicación., de lo contario se caería en un absurdo sin retorno, las posibilidades que las fuerzas de seguridad, en este caso la Gendarmería Nacional hay participado o al menos intervenido en la desaparición del joven activista no es remota, al contrario era la única presencia del Estado en el lugar, por eso si la investigación no da un giro de 180 grados la ministra Bullrich quedara expuesta y deberá como único camino dejar el cargo. Además llama la atención los dichos de Bullrich instalo la idea de que son los mapuches quienes frenan la búsqueda del joven. En ese sentido, aseguró que las fuerzas de seguridad están “esperando por entrar al predio” en el que fue visto por última vez Maldonado y que el Gobierno tiene la “absoluta decisión de buscar” al joven, en todos los foros internacionales y nacionales se preguntan es necesario pedir autorización para proceder a ubicar a una persona con paradero desconocido, el estado no tiene suficiente poder emanado del soberano y ¿Por qué la justicia federal?, no procede a ingresar a los predios donde se le niega a los investigadores la entrada.

Muchos creen que las manifestaciones de la ministra de que no ellos dejan entrar a la reserva mapuche es la excusa que el propio ministerio y la justicia ponen en boca de los mapuches para deslindar responsabilidades.
Los familiares y en el caso particular el hermano Sergio Maldonado que en la manifestación que este viernes congrego a miles de ciudadanos en todas las ciudades de Argentina dijo en plaza de Mayo que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lo "descoloca" al decir que la desaparición de su hermano "es una construcción", y lamentó que sea "todo al revés" al sentirse "acusado de no colaborar cuando en realidad el Estado tiene que mirar para otro lado" para encontrarlo.

Las palabras de este joven fueron fuertes pero el periodismo del mundo se hizo eco cuando dijo "Lo que veo es que se les fue de las manos el tema (al gobierno) y no saben cómo hacer y lo van estirando todos los días. Lo que empezaron a hacer el jueves, tenían que haberlo hecho una semana atrás", y "Si quieren, dejen todo y lo voy a buscar yo. Parece que yo interfiero para que no aparezca mi hermano. Es una ridiculez", ciertamente dicho modo de expresión de un familiar tuvieron más resonancia que las pobres justificaciones de la Ministra de Seguridad.

Lo grave es no actuar inmediatamente por parte del Estado y eso es lo que produce que en horas de ayer en las manifestaciones en El Bolsón se pintaran consignas contrarias al estado argentino. Sumado ello a que El Presidente Macri  se refirió por primera vez ayer viernes 11 de agosto a la desaparición de Santiago Maldonado, pero en vez de dar señales de tranquilidad se exaspero en atacar a los mapuches, el tema es que los derechos humanos para el macrismo parece ser que no es una política de estado.

La Ministra Bullrich sino puede o no quiere reconocer sus errores la situación terminara agravándose, y sabemos cómo termina todo esto, el jinete de la muerte del apocalipsis puede volver a cabalgar con su hoz sobre la sociedad argentina.
(*) Antonio Cratzola, es periodista político argentino


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El autor del blog no se hace responsable por los comentarios emitidos por los lectores. Gracias.