"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

LA CUESTIÓN CATALANA

Por Aurelio Nicolella (*)

Cataluña y los catalanes han votado, el referéndum ha sido realizado, ¿Qué sucederá desde hoy?, el poder central o sea el gobierno, el estado de España y los independentistas catalanes comienzan otra batalla de esta guerra.

En los próximos días Cataluña verá su autonomía revocada y el ejército en las calles.
Tendrá lugar muchas huelgas y enfrentamientos violentos con la población. Habrá una misión diplomática internacional (Unión Europea y Naciones Unidas) y el gobierno del Partido Popular acabará por salir en los próximos meses, entrando un más progresista.
Pareciera como el franquismo hubiere vuelto a España, la corona apoya la unidad a través del accionar represivo y cruel de los uniformados. Cataluña será española o será destruida, parece ser la consigna real.

Mariano Rajoy, el presidente del gobierno español, vive en otra época y tendría que ser condenado por todo el resto de los líderes de Europa por su accionar, mandar a reprimir como lo hizo con la Guardia Civil.

El proceso " independentista " de Cataluña y el hecho de que quieran pasar a ser una nación del bloque europeo no es para nada delirante, los catalanes siempre fueron una nación con su idioma propio que en vez de separarlos ha unido a todo un pueblo.
Seis juzgados de Cataluña han abierto diligencias para investigar la actuación de los “Mossos d’Esquadra” (Policía regional catalana) por no haber impedido este domingo la votación del referéndum de independencia, como ordenaba el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El pueblo catalán cuidando los colegios donde se votaría en el referéndum, el ingenio popular llego a quitar las puertas de entrada de los colegios para que no fueran clausuradas por la Guardia Civil llegada desde otros puntos de España, los padres con sus hijos haciendo actividades recreativas para poder estar dentro de los colegios y los“Mossos d’Esquadra” limitándose a levantar acta y no proceder a cerrar o “fajar” los ingresos a esos colegios. Ello demuestra que el pueblo catalán quiere su destino que es su independencia. No se puede retener a quien no quiere pertenecer. Los catalanes al igual que los argentinos no quieren ser españoles. ¿Es tan difícil entender eso? En Madrid.

Se ha hecho una comparación entre Cataluña y Uruguay, el país sudamericano con tres millones y medios de habitantes en 176.000 km² y  un Producto Bruto Interno per cápita  de U$S 15.000 y se gobierno muy bien, Cataluña con siete millones y medio de habitantes en sus 32.000 km²  y un Producto Bruto Interno per cápita de casi unos de 30.000.

ENTREVISTA A MARCELA BARBEIRO CANDIDATA A CONCEJAL POR UNIDAD CIUDADANA ...

GENDARMERÍA NACIONAL ARGENTINA Y SU ROL HISTÓRICO

A los lectores del Magazine Observador ofrecemos esta nota publicada en el web en el portal “LA TINTA, escrita por Claudia Ferri para La Izquierda Diario, es un interesante análisis histórico de lo que es la fuerza de seguridad pública que para muchos hasta el caso de la desaparición de Santiago Maldonado el 1° de agosto de este año 2017 era considerada como la mejor vista.
UN POCO DE HISTORIA:
Gendarmería Nacional Argentina (GNA) es la principal fuerza de seguridad de la República Argentina. Se diferencia de otras fuerzas de seguridad y policiales como la Policía Federal Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria o Policías Provinciales por ser de naturaleza militar, con características de fuerza intermedia, también denominadas de doble empleo (policial y militar).
Cumple su misión y funciones en el marco de la Seguridad Interior y apoyo a la política exterior. Creada el 28 de julio de 1938 con la misión de consolidar los límites internacionales y garantizar la seguridad de los colonos y habitantes de las regiones alejadas.
Algunos momentos de la historia argentina donde la Gendarmería Nacional Argentina deja bien en claro su naturaleza represiva y los intereses de quiénes defiende.

Por Claudia Ferri para La Izquierda Diario

Aunque la historia oficial dice que la Gendarmería Nacional Argentina nace como una nueva fuerza de seguridad militar con funciones de policía para proteger las zonas de frontera, lo cierto es que su rol siempre fue otro: intervenir en los conflictos sociales dentro del territorio nacional como brazo armado del Estado para sofocarlos y restaurar el “orden”. Gobiernos radicales y peronistas la utilizaron adecuándola a cada coyuntura pero sin perder “su razón de ser” como instrumento clave del aparato represivo estatal.

Los llamados “centinelas de la Patria” tienen sus antecedentes en las “gendarmerías volantes” de alcance provincial como la creada por Yrigoyen en 1921 para reprimir las huelgas de los peones rurales en Santa Cruz o la que reprime en Chaco ese mismo año la protesta delos obreros de la compañía inglesa La Forestal. Para el sociólogo Esteban Rodríguez Alzueta la ley sancionada en 1938 que crea formalmente la Gendarmería Nacional fue un pedido de la firma Bunge & Born para terminar con las andanzas de los bandidos rurales Mate Cocido y el “Vasco” Zamácola dentro en la provincia de Chaco, donde la empresa nacional tenía importantes intereses. En sus casi ochenta años de vida la GNA fue y sigue siendo un enemigo de los trabajadores y de los pueblos originarios, en esta nota recorremos algunos momentos de la historia argentina donde queda demostrada su naturaleza y los intereses de clase que defiende.

A LA CAZA DE LOS PILAGÁ (una masacre silenciada)

Octubre 1947. Formosa que aún no era una provincia sino un territorio nacional era explotada por grandes latifundios vendidos a empresarios nacionales y extranjeros mientras que la mayoría de la población integrada por pueblos indígenas vivía en la extrema pobreza. Los pilagá, despedidos por el empresario azucarero Patrón Costa en Tartagal (Salta), regresaron a su comunidad cercana a Las Lomitas. El miedo al “malón indígena” hizo que la prensa local y las autoridades pidieran a gritos la intervención del gobierno que utilizó a su nuevo perro de caza: la gendarmería nacional.
El 10 de octubre de 1947 el Director Nacional de la GNA dio la orden al Regimiento 18º para atacar con ametralladoras, fusiles y carabinas a los Pilagá concentrados en ese momento en el paraje Rincón Bomba (1). Los gendarmes de varios escuadrones cercanos se sumaron para masacrar y perseguir en el monte a la comunidad completa durante tres semanas. Se estima que el número de asesinados ronda entre 750 y 1000. Hasta ahora pocos cuerpos fueron hallados y reconocidos mientras que la mayoría permanecen desaparecidos.
Actualmente la masacre del pueblo Pilagá es considerado un crimen de lesa humanidad, es decir crímenes organizados y ejecutados por el Estado. Perón, como presidente y jefe de las Fuerzas Armadas fue responsable de su accionar pero los hechos fueron ocultados y silenciados durante décadas. Muchos años después, la documentalista Valeria Mapelman fue una de las que mejor reconstruyó esta historia en el documental “Octubre Pilagá” que puede verse aquí abajo.

LA REPRESIÓN EN EL FRIGORÍFICO MÁS GRANDE DE LATINOAMERICA

El barrio de Mataderos se convirtió en un verdadero campo de guerra en enero de 1959. Trabajadores del frigorífico Lisandro de la Torre y los vecinos del barrio de un lado; el gobierno y sus Fuerzas Armadas y de Seguridad del otro.

La planta fue ocupada el día 15 por sus empleados en respuesta a las intenciones de Frondizi de privatizar el frigorífico con reducción de personal y aumento de los ritmos de producción incluidos. La toma fue apoyada por los vecinos y comerciantes de la zona. El 17 a la madrugada veintidós micros repletos de policías, carros de asalto de Infantería, jeeps del Ejército y hasta cuatro tanques Sherman aguardaron la llegada de los refuerzos de la Gendarmería Nacional e iniciaron una violenta represión adentro y afuera de la fábrica. No fue una tarea fácil, los obreros resistieron durante tres horas el desalojo. En los días siguientes la batalla se trasladó a las calles de Mataderos donde son recordadas las barricadas organizadas por los vecinos.

En este contexto la GNA estrenaba una nueva forma de intervenir en los conflictos sociales: estaba operando en zona urbana y actuaba bajo las órdenes directas del Ejército. Esto último se debía a la aprobación de la Ley Orgánica (1958) que ponía a la Gendarmería bajo jurisdicción militar, por lo tanto, estaba bajo sus órdenes.