"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

EL MUNDIAL DE LA POBREZA


Por Aurelio Nicolella


UN ESTADIO CARO, PERO EL MEJOR

El estadio Nelson Mandela Bay, en la ciudad de Port Elizabeth, es un estadio de última generación, posee cinco niveles, y le costó al estado sudafricano la cifra de ciento cincuenta millones de dólares estadounidenses, cifra oficial, pero algunos periodistas sudafricanos que han investigado el caso, manifiestan que la cifra es superior a la suministrada por el ministro sudafricano de Deportes y Recreación, Makhenkesi Stofile.
Es uno de los tres estadios nuevos construidos para la disputa de la Copa Mundial de Fútbol de 2010 que se llevara a cabo este año, el Nelson Mandela Bay cuenta con ciento cincuenta suites VIP, sesenta suites de negocios, una tienda de ropa deportiva, gimnasio y quinientas plazas de aparcamiento, además de salones de actos, muchos se preguntan si despues del mundial que utilidad tendra para la sociedad sudafricana, en donde la mayoría de la población vive en estado de extrema pobreza, un grupo familiar vive con menos de tres dólares diarios.
Lo cierto es que es mucho lujo para un estadio que se encuentra en un país con un alto déficit habitacional, se calcula que el 70 por ciento de la población sudafricana vive en casillas precarias (llamadas chabolas en España, o villas de emergencia en Argentina), hechas de cartón y chapas de metal oxidadas, producto del descarte y encontradas en la vía pública.
Tal es así que periodistas del diario "The Herald" el más importante de la ciudad de Port Elizabeth, llamada la Ciudad Amigable, el año pasado en la portada de dicho periódico pusieron la imagen de una cancha de futbol ubicada en una villa de emergencia en donde juegan los niños pobres de Port Elizabeth el deporte centenario, y titularon "las canchas de la vergüenza", en dicha nota pedían explicaciones de porque realizar un mundial en un país que tiene grandes falencias económicas, sociales, sanitarias y educacionales.

EL SIDA EL FLAGELO MUNDIAL

Lo cierto que la República Sudafricana no es una panacea, de cada siete personas una es portadora de flagelo HIV Sida, el hijo del líder sudafricano Mandela, Makghato Mandela de 54 años falleció de sida y a difundir la noticia colaboró el propio Nelson Mandela en persona.
Tan difundido está el azote que hasta ha cambiado el panorama a futuro del país, casi el 60 por ciento de la población adulta lo padece, sumado a que el presidente del periodo 1996-2008, Thabo Mbeki, siempre cuestionó la enfermedad y el vinculo del VIH y su trasmisión por vía sexual, incluso su ministra de sanidad, Manto Tshabalala-Msimang siempre en sus discursos, informes y en todos los foros mundiales que concurrió manifestó que la mayoría de muertes en Sudáfrica estaban asociadas a la malnutrición y al elevado nivel de pobreza, y no al VIH-SIDA. Incluso tuvo la descabellada idea de decir que con ajo, aceite de oliva y el limón para sanarse los portadores del mal, sumado ello a las creencias de la población que siguen creyendo en la medicina de los santones o curanderos, e incluso a la extendida creencia popular que si un hombre que es portador del flagelo y mantene relaciones sexuales con una virgen se curaba, por ello miles de jóvenes menores de edad pasaron a engrosar las listas de enfermas.
En la Universidad de Harvard de Estados Unidos, investigadores científicos han estudiado las políticas sanitarias de Thabo Mbeki, llegaron a la conclusión que si el gobierno sudafricano hubiese proporcionado los medicamentos adecuados tanto pacientes como mujeres embarazadas y portadores del virus hubiese disminuido la cantidad de muertes y frenado la propagación. Tal es así que los países vecinos como Bostwana o Zambia procedieron a llevar una política sanitaria seria contra el mal y pusieron fin a la expansión de la pandemia.
Según el periodista inglés Alan Ericson "...El SIDA afecta principalmente a aquellas personas sexualmente activas y es mucho más frecuente en la población negra. La mayoría de personas que mueren son también personas que están trabajando, por lo que el resultado es que en muchas familias se pierde la fuente de ingresos al hogar..."
Lo cierto es que su relación entre las personas y su difusión va en aumento, tal es así que,
en Sudáfrica, el 30% de las mujeres embarazadas tiene el virus del sida.
La agencias de viajes europeas aconsejan a los que viajen a ver el mundial de futbol en el país africano se abstenga de realizar "Tour" personales de sexo.

LA SEGURIDAD Y EL MUNDIAL

La seguridad, es otro factor, la República de Sudáfrica, es la que en cuanto a inseguridad va al tope del ranking en el continente negro, se calcula que se producen veinte muertes diarias por delitos relacionados con la inseguridad delictual. Es sabido que en las periferias de las grandes urbes sudafricanas, cuando cae el día y comienza la noche, en dichos barrios marginales, por así decirlo, son tierra de nadie, circular por ellos significa robo, muerte o violación, mas aún si se es de raza blanca, incluso los sacerdotes católicos y pastores cristianos que se hallan misionado y que viven y conocen a la gente por se aventuran a salir de noche, la incertidumbre de regresar ver el amanecer es grande.
Charles Edwing, sociólogo de la Universidad Estatal dice que "...en las periferias de Johannesburgo, capital económica del país, en el mítico y famoso barrio de Soweto, no hay policías, de noche el destacamento policial es cerrado...", por lo visto el riesgo es demasiado, y no se espera que cambie durante los días en que se juegue el mundial, al contrario se tiene previsto que aumente la delincuencia debido a la cantidad de turistas que se acercarán a estas latitudes para ver el megaevento, es que el tema inseguridad es uno de los asuntos que mas preocupa a los dirigentes de la FIFA, temen no solo por los turistas amantes del deporte sino por los actos delictivos que pudieran sufrir las delegaciones de las distintas selecciones de futbol y aún los mismos jerarcas de la asociación de futbol.
La clase media alta y la alta sociedad viven en fabulosas fortalezas, con la tecnología de seguridad de punta a su alcance por algo Sudáfrica se esta caracterizando en ser una potencia y en ser vanguardia en el tema de seguridad personal, cada día crecen los dividendos de las empresas que venden para el país y el exterior la ciber seguridad.
El transporte es un problema clave para Sudáfrica, es costoso para el común de la población, malo en su servicio e inseguro.
Existe un anárquico sistema de combis, que transportan mas que nada a la comunidad negra desde el centro hacia los barrios periféricos, cada día, alimentando atascamientos (cuellos de botella), que hacen imposible la transitabilidad de las pocas autopistas urbanas que cuenta el país, de ello no se salvan ni los negros adinerados que circulan en sus lujosos automóviles importados.

LAS DESIGUALDADES SOCIALES QUE SE VERÁN EN EL MUNDIAL

Muchos esperan que el Mundial sea para cerrar la brecha entre blancos y negros.
Pero lo cierto que las brechas raciales, auque existen, no son las únicas, la situación es que hoy en Sudáfrica mas que hablar de brechas raciales hay que hablar de desigualdades sociales, desde que en 1994 el "apartheid" comenzó a ser historia, poco cambio el espectro social en el país sudafricano, los antiguos actores de raza blanca que lo dominaban desde el poder gobernativo hasta el educacional, fueron reemplazados por lo nuevos actores, esta vez de raza negra, pero ello no significó que estando negros en el poder haya cambiado la sociedad y exista justicia social para todos los estamentos de la sociedad.
La fisura hoy es mayor que antaño cuando se luchaba para que una raza tuviera los mismos privilegios que la dominante. Es así que se puede ver en muchas ciudades como los negros que pudieron ingresar en los estratos de poder tanto gubernativos como económicos viven en lujosas mansiones, teniendo como personal de servicio a gente de color. A decir del sociólogo Charles Edwing, "... en Sudáfrica lo que único que hubo fue un cambio de roles, los pobres siguen siendo más pobres, los ricos más ricos y algunos que hasta ayer se llenaban la boca de justicia social están política y financieramente acomodados..."
Algunos creen que el padre de la patria, Nelson Mandela, no hizo bien los deberes, dejando inconclusas varias reformas, cuando fue presidente, el primero después del "apartheid", no fue al fondo con las mismas, no llevó cambios hacia la sociedad, evitó tocar temas espinantes, y es tonto creer que con solo los cinco años que fue presidente pudiera cambiar a una nación, es poco tiempo el historiador Peter Boullind es partidario de que "...Mandela pudo hacer mucho, pero hizo poco, hoy solo se puede decir que en Sudáfrica lo que cambio fue los colores de la bandera..." y agrega que "...tenerlo como un líder o un gran estadista es una gran mentira, su política de reconciliación no sirvió, con Albert John Lutuli, admirado por Martin Luther King, activista negro y un gran luchador por la integración racial en las décadas del cincuenta y sesenta, encarcelado varias veces y muerto el 21 de julio de 1967 en un accidente poco claro cerca de su casa, atribuido al oficialismo gobernarte de aquella época, las cosas hubieran sido totalmente distintas, si este hubiese llegado al poder..."
Es que muchos no olvidan que el hecho de que Mandela, el prisionero del régimen del "apartheid" durante 27 años, se halla alejado del poder para pasar a ser solo una figura decorativa de la política sudafricana, con el único fin de recorrer el mundo para recibir solamente premios, situación esta que al común de la sociedad no le sirve.
Al dejar el poder Mandela vino Thabo Mbeki, el que parecía su delfín y discípulo, solo trajo su loca política de negar la realidad y hacer más ricos a los que ya lo eran y a los que se colgaron del carro del poder.

NEGOCIOS SON NEGOCIOS

Pocos, hoy en día se acuerdan que el Mundial 2010 estuvo en peligro de no realizarse en Sudáfrica, es que al país le costó endeudarse para poder cumplir con las metas pactadas con los organizadores de la FIFA, ya que éstos habían puesto en tela de juicio su realización, cuando el gobierno de Sudáfrica tuvo acceso a los créditos que permitieron terminar con las metas acordadas, la FIFA muy diplomáticamente ratificó la sede sudafricana y dijo que la misma no será cambiada y que sólo se evaluaría aquello ante un desastre natural de gran magnitud.
Lo cierto es que la FIFA, tenia un plan "B": si el crédito internacional no llegaba a Sudáfrica en tiempo y forma, la candidata reemplazante a la sede sería Australia, siempre vista con buenos ojos por la FIFA.
Lo que si se sabe que las sumas prestadas por los organismos internacionales fueron tomadas con altas tasas de interés, lo que llevara a que el país deba pagar durante muchos años la fiesta mundialista. Muchos se preguntan porque no fueron tomados créditos internacionales para edificar viviendas, o escuelas o ampliar el hospital de Soweto, el más grande del país y el continente africano, en donde el hacinamiento de los enfermos de SIDA es dantesco y las prestaciones mínimas de asitencia sanitarias colapsan.
Hoy el presidente Jacob Zuma ha dicho que el 2010 será para Sudáfrica un año tan importante como el de 1994, cuando se puso fin al "apartheid", según él: "...conseguimos la oportunidad comercial más grande de nuestra época, el derecho a organizar la Copa Mundial del 2010. Ahora, unidos, debemos asegurarnos de que sea uno de los proyectos más exitosos que hemos sacado adelante como nación...", de las palabras del presidente se entiende que el mundial, es una cuestión de estado, en cambio la pobreza, la falta de salud, la inseguridad, no es tomada con tanto ahínco.
Los dirigentes de la FIFA saben bien que los maravillosos estadios tercermundistas sudafricanos serán llenos de turistas que traerán euros y dólares estadounidenses, puesto que pocos serán las graderías que sean ocupadas sus asientos por nativos sudafricanos, para muestra basta un botón, en la Copa de las Confederaciones de 2009 de las seiscientos cuarenta mil entradas puestas a la venta, sólo setenta mil fueron adquiridas por sudafricanos.
El relator deportista George Mbeta Anka, no sin razón ha manifestado "...el mundial de Argentina 1978 fue el mundial de la vergüenza, el mundial de Sudáfrica 2010 será el mundial de la pobreza..."; lo cierto es que como nunca en la historia de los mundiales se verá uno rodeado de miseria económica por sus cuatro costados, contrastando con lo majestuoso del espectáculo. Pero bueno, para los señores de la FIFA, esa es otra historia que a ellos no le compete, ¿o si?.

Aurelio Nicolella, nació en Lanús, Provincia de Buenos Aires, el día 11 de septiembre de 1962, es abogado.

2 comentarios:

  1. Del futbol no se nada,pero creo que los unicos paises que estan en condiciones de organisar mundiales son aquellos en donde los derechos humanos se los pasan por los huevos,como inglaterra,EEUU,Rusia,paises Arabes,etc.etc.etc...por que los que existe los mismos estamos llenos de:chorros,asesinos,estafadores,barras bravas,etc.

    ResponderEliminar

El autor del blog no se hace responsable por los comentarios emitidos por los lectores. Gracias.