"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

OTRA GRAN DEUDA DE LA DEMOCRACIA



Por Aurelio Nicolella

La norma que regula el sector de las comunicaciones en la República Argentina es una ley dictada por la triste celebre CAL (Comisión de Asesoramiento Legistativo) de la dictadura militar o el llamado Proceso de Reorganización Nacional, esta ley "de facto" que lleva el número 22.285 (LEY NACIONAL DE RADIODIFUSIÓN) fue sancionada en 1982, y es la que actualmente rige con algunas modificaciones, los medios audio visuales en Argentina.
El hecho de que en nuestro país siga vigente una norma "de-facto" que precisamente tenga que ver con las comuniciaciones, la libertad de prensa, de información, el conocimiento, la difusión de eventos y hechos tanto culturales como sociales y que la misma provenga de la dictadura más negra de la historia de Argentina y de Latinoamérica, es inconcebible, en dicha dictadura no se respetaba las libertades de prensa, comunicación y donde todas las expresiones y manifestaciones de la sociedad eran sometidas a una censura previa "acérrimas" , sancionados sus difusores con cárcel, haciéndolos en algunos casos desaparecer.
Es triste para no emplear otro calificativo que sea precisamente esa ley la que rige desde el retorno de la democracia el sistema de comunicaciones en el país, es pura y llanamente inentendible.
Han pasado desde 1983 seis gobiernos constitucionales libremente elegidos por el pueblo, sin contar los microgobiernos de fin del 2001, democráticos igual, ninguno de ellos salvo el actual, por su pelea con el multimedios Clarín, se animo revertir esta situación, sinceramente es un caso único, por eso es una de las tantas deudas que la democracia mantiene con el pueblo.
Ahora bien, muchos podrán decir que uno apoya al gobierno nacional en esta decisión oportunista, yo digo que todas las decisiones políticas son oportunistas sean de este gobierno o de otro y esta por lógica no deja de serlo, lo bueno de todo ello es que el tema esta instalado en la sociedad y seguramente se llegara a una conclusión entre este ida y venida.
Es llamativo que durante 26 años no halla salido una ley democrática, que revierta la situación para salvaguardar este bache democrático, todos los países hasta los mas pobres del mundo cuando salen de una dictadura o un régimen totalitario e ingresan al sistema democrático por mas débil que este sea reforman para el bien de la sociedad las leyes de radio televisión y comunicaciones, así lo hicieron Italia, Alemania y Japón después de la Segunda Geurra Mundial, España después de la dictadura española, y los países hermanos de latinoamerica también fueron por dicho camino, en cambio nosotros seguimos invernado en el tema, ¿no sera que nos da miedo tocar los intereses de poderosos?.
Hay que hacer mención que la ley 22.285: Únicamente regula los servicios abiertos de radio y television y los sistemas complementarios más antiguos, como Antenas Comunitarias, no habla nada del boom de televisión satelital, por cable, internet o telecomunicaciones mas modernas, existe un vacío legal al respecto, que valga la redundancia es aprovechada por el circulo de poder para generar sus grandes ganancias.
Hoy la comunicación es un derecho humano imprescindible e imprescriptible para el ser humano, es el siglo de las comunicaciones.
La ley del régimen militar forma monopolios de comunicación, como es el caso del Multimedios Clarín, es así como a través de su canal de noticias por cable TN (Todo Noticias) el grupo forma opinión sobre la población, ademas de ser el mismo grupo el principal operador de videocable en el país.
Quién lee el proyecto de ley enviado por el poder ejecutivo al legislativo, "Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales" en general no parece malo, es cierto que hay que introducir modificaciones, es una aberración que el adjudicatario de un medio tenga que renovar cada dos años la licencia concedida por el gobierno, el plazo debería ser más amplio, los empresarios de la comunicación no dejan de ser capitalistas inversores y por dos años nadie invierte un ápice, debe tener un plazo mucho más amplio.
En dicho proyecto se manifiesta que sustituye el viejo directorio militar, que tenia y tiene facultades como secuestrar, intervenir emisoras y/o detener y procesar a toda persona por el solo hecho de difundir información contraria al gobierno, a nuestras costumbres occidentales y cristianas, una aberración total, pero vigente.
En el proyecto se hace mención que el control estará a cargo de un organismo amplio, plural en el que participan Poder Ejecutivo y oposición parlamentaria, se crea el Consejo Federal donde van a intervenir todas las provincias y todos los actores, los privados, los públicos, los cooperativistas, las organizaciones no gubernamentales, los pueblos originarios, para el control de lo que significa el derecho al acceso a la información pública y a la libertad de prensa.
Lo que pondero del proyecto es el hecho de que las prestatarias de las comunicaciones deben existir tres tipos de prestadores de servicio, los publico, los comerciales y los comunitarios, esto es una gran novedad para la radiotelevision argentina, la participación de todos los estamentos sociales del país, los que hoy precisamente se hallan discriminados, creo que se respetaran los derechos humanos, económicos, sociales y culturales.
La pagina web en donde encontrar la propuesta de ley e interiorizarse sobre el mismo es:

http://www.argentina.ar/hablemostodos/

El Proyecto oficial intentará limitar grupos multimedios, eso no esta mal, no debemos perder la meta que la información debe ser plural y emitida desde distintos puntos de vista, esto enriquece a la democracia y además le da amplitud de concepto al que recibe la informacion a fin de formarse su propio pensamiento.
Que el proyecto se debata antes del cambio de legisladores, no creo que sea oportunismo politico, el tema estaba instalado en la sociedad desde hacia mucho tiempo, es común escuchar decir que nuestra televisión y/o nuestra radiotelefonia es decadente y vacia de contenidos, entonces esperar no hace mas que alagar el sufrimiento, la sociedad se construye con el día a día y eso los legisladores de este periodo legislativo o los que vengan en el próximo tendrían que saberlo.
Decir que el proyecto oficial de ley de medios audiovisuales se acerca a una idea fascista es no haberla leído y quedarse con la opinión parcializada, formada y distribuida por el "establishment" mediatico que opera en los medios argentinos.

Aurelio Nicolella, nació en Lanús, Provincia de Buenos Aires, el día 11 de septiembre de 1962, es abogado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El autor del blog no se hace responsable por los comentarios emitidos por los lectores. Gracias.