“La libertad de expresión es como la salud: cuando falta se da cuenta uno de lo que perdió. Sin ella, el ser humano pierde la dignidad como tal. Por lo tanto, todos debemos luchar para conservarla y pasarla a nuestros hijos, como la mejor herencia. AURELIO NICOLELLA

Páginas

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Por Aurelio Nicolella.



Cuando Gabriel García Márquez escribió “Crónica de una muerte anunciada”, en un pasaje del texto se aprecia cómo, los hermanos Pedro y Pablo Vicario, obligados por la defensa del honor familiar, anuncian a la mayoría del pueblo que matarían a Santiago Nasar. Es así que Nasar no se entera que desaparecerá, sino minutos antes de morir, su muerte fue producto de un mal matrimonio.

Hoy nos enteramos por los medios, en los pocos medios que lo difunden, entre ellos algunos portales dedicados a la política vernácula, que un sector de la Unión Cívica Radical (U.C.R.) quiere romper con “Cambiemos” porque los bajaron de las primarias, serían casi unas veinte listas, muchas pertenecen a Ricardo Luis Alfonsín pero otras son del propio vicegobernador Daniel Salvador, que estando presidiendo el Senado Provincial también sus correligionarios no han sido tenidos presentes.

Así Ricardo Alfonsín sostiene que "sin justificación alguna, además de las leyes, se ha contrariado, al menos en el caso de la U.C.R., un valor fundamental de la cultura partidaria: la democracia interna".

El diputado Mario Negri tampoco es ajeno a la crítica pasillos adentro la situación en la que ha quedado el radicalismo, aunque se mantiene distancia ya que ocupa la presidencia del interbloque de Cambiemos y es mejor ser políticamente correcto a ser políticamente justo, eso demuestra que en este radicalismo siglo XXI el que llega a algún cargo prima lo personal sobre lo partidario.

Los radicales que acompañaron el cambio jamás pensaron que las listas se hicieran a dedo sin consultar, todavía resuenan en los oídos de muchos radicales cuando al día siguiente de Gualeguaychú Mauricio Macri dijo “No seremos coalición de gobierno”, ahora entienden las palabras del empresario.

Un alto dirigente radical considera a la nefasta asamblea de Gualeguaychú, como “…la atadura a un engendro “gorila” que nos ningunea. Nosotros ponemos toda la estructura del partido en todo el país para que el pequeño club de amigos de Macri pueda presentarse, pero no nos dan absolutamente nada. ¿No es mejor que se quiebre antes que se doble?...” Para muchos pareciera que ya están doblados.

Así el caso emblemático es en Lanús un bastión peronista donde solamente con la ayuda radical “Cambiemos” pudo ganar un distrito impensado, tan impensado que su candidato Néstor Grindetti pensaba ocupar un cargo en el Ejecutivo Nacional junto a su mentor político y patrón el actual presidente Mauricio Macri.

Tan decepcionados están en aquel distrito que muchos radicales se preguntan cómo hacer campaña en Lanús con la boleta que lleva el apellido Quindimil que tantas veces combatieron localmente y que consideran muchos que en 1983 por la astucia del caudillo peronista les arrebato la jefatura comunal, cuando los radicales arrasaban ganando en todas partes por el “Huracán Alfonsín”


Hoy el radicalismo en Lanús está dividido, basta ver que en plena campaña electoral la cantidad de comités cerrados y los pocos militantes que acompañan la campaña electoral.

Los radicales, están pagando muy caro sus alianzas. No es como que no tengan suerte, mejor dicho carecen de buen criterio son víctimas de sus añoranzas y decisiones que han tomado que no supieron admitir que hay amistades que no conviene frecuentar, el radicalismo lo sufrió en 1999 con la Alianza el traspié más importante de su historia, y, ahora con Mauricio, una suerte de menemismo de cabotaje padece lo mismo.

En realidad, algunos radicales, caminan ciegos, alegres inflando globos, hacia el cadalso. La sociedad esta hastiada basta caminar las calles para ver que ese 51 por ciento que creía votar el “cambio positivo” del país, vio un llegar un “cambio negativo”, los radicales que tienen un protagonismo les esta vedado hablar de las reales necesidades de la gente, entre ella cero economía, así muchos dicen que si para llegar a algo debemos ir con compañía, al final mejor solos que mal acompañados.

¿Qué fin tendrán el partido más antiguo de la República Argentina?, es algo impredecible, pero todos los pronósticos indican que no será venturoso, en el  2001 los salvó Duhalde junto con Alfonsín, herbívoros y conciliadores, que les perdonaron la debacle, pero hoy no se sabe qué fin tendrá esta película.

Los radicales cada vez tienen menos amigos, pero nadie les avisa, se huele la bronca dentro del partido de Hipólito Yrigoyen, se mastica la rabia de ese ninguneo abismal, mientras  Leandro N. Alem, se retuerce en su tumba, muchos radicales y simpatizantes del partido de la boina blanca ven que su ejemplo quedo lejos, para algunos parece como la novela de Gabriel García Márquez “una muerte anunciada”.