"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

BRASIL CUANDO SE TÉRMINA EL BLINDAJE PERÍODISTICO

Por Aurelio Nicolella
 
El caso de las grabaciones al presidente de Brasil, Michel Temer avalando el soborno a un aliado clave del gobierno, los dueños del frigorífico JBS que aportaron a la justicia audios y videos que demuestran que en marzo el presidente avaló el pago de millonarios sobornos al detenido y ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha para comprar su silencio y preservar así al Palacio del Planalto ante una eventual delación suya en el marco de la operación anticorrupción del “Lava Jato”.

Dichas grabaciones fueron dadas a conocer por la propia Red Televisiva y gráfica, la multimedia “O GLOBO”  es el caso más patente de cuando a un político se le acaba el blindaje político. Ese pacto entre políticos y periodistas, blindaje periodístico, se termina cuando: 1° el político no puede cumplir lo que el empresariado periodístico le pide, 2° cuando un hecho de corrupción del político es tan grave que no se puede ocultar más, no hacerlo haría perder la “supuesta objetividad del medio” ante la población, o, 3° cuando el político cae en desgracia, el empresariado periodístico migra con su blindaje periodístico hacia otro postulante para renovar al caído político.

La diferencia, en Brasil y aquí, es la manipulación mediática que se hace de esas corrupciones. Brasil donde solamente un porcentaje de su población es la que esta económicamente activa (clase media), el resto debe sobrevivir estando más preocupada por la telenovela del horario central que de los vaivenes de la vida política de la nación, y esto  los medios de comunicación y los políticos lo saben y lo aprovechan.

Con algunas honrosas excepciones de funcionarios específicos, la corrupción es estructural y sistemática en la política latinoamericana. El que diga otra cosa es un ingenuo o defiende un interés particular. ¿Había corrupción en el gobierno de Dilma? Seguro. ¿Hay corrupción en el gobierno de Temer? También es seguro. Hubo corrupción en los gobiernos de la “neo democracia” argentina indudablemente sí. Repercutirá en el gobierno de Mauricio Macri este escándalo carioca, dependerá de cómo terminara Michel Temer en Brasil, ya que este es su aliado político. Hoy en la ciudad paulista el único tenuemente beneficiado sería el presidenciable Lula Da Silva.

En tanto la opinión pública tanto brasileña, como argentina y latinoamericana, deben transitar la triste realidad de su propia indignación que está estratégicamente orientada por los medios de comunicación para beneficiar los intereses de los grupos económicos dueños de esos medios y sus aliados financieros.

Sin perjuicio de la idea y el rumbo económico/político que cada uno elija en las urnas, defender con su voto es muy importante, estar atentos a ésta manipulación y hacer permanentemente el ejercicio de leer las intenciones que están detrás de la redacción y sobre todo de la selección.

¿Cómo se resolverá esto ahora?, todo el mundo sabe que la corporación “O Globo” que fogoneo el juicio político de Dilma Roussef y llevó al poder al Michel Temer, ahora a este le suelta la mano y lo lleva directo al juicio político, no se sabe muy bien las razones, capaz que nunca lo sabremos.

La lógica indica es que Temer renuncie y llame a elecciones, el problema de “O Globo” y los medios, es que si llaman a elecciones podría ganar su adversario Lula Da Silva  al que hicieron llenar de causas judiciales.

Pero sería tonto no creer que en Latinoamérica nada funcione sin la "monedita que cae y se reparte", y eso es lo que a veces el votante de esta América Latina no comprende.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El autor del blog no se hace responsable por los comentarios emitidos por los lectores. Gracias.