"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

MEDIO ORIENTE Y LOS ASHKENAZÍ

Por Aurelio Nicolella

Sublevación judía época de Tito
Mucho se habla del conflicto de Medio Oriente y a veces uno se da cuenta de lo poco que se sabe del mismo, es común que se cambie realidades por mitos, se cuenten sarta de mentiras por verdades, y siempre todas ellas llenas de prejuicios y preconceptos  ya asumidos y dándolos como ciertos.
Por ejemplo decir que los judíos no se encontraban habitando Palestina desde la diáspora, el confundir la religión judía con el estado de Israel, siendo que este último es aconfesional y la mayoría de sus dirigentes no son judíos, y ni siquiera practican religión alguna, aunque ciertamente se valgan de lo religioso para poder mantenerse en el poder.
Lo cierto es que el estado de Israel creado en 1948 es producto del “sionismo” considerado hasta hace poco por las Naciones Unidas una organización terrorista.
Producida la “Diáspora”, que significa en griego dispersión, el pueblo judío tuvo dos diásporas o exilios, la primera ocurrida en el años 586 antes de Cristo que duro cerca de setenta años, quedando muchos judíos en la zona de Mesopotamia (actual Irak) y la segunda en el año 70 después de Cristo, cuando el general romano Tito, que con posterioridad sería emperador, subyugo el mayor levantamiento judío y destruyó el segundo templo de Jerusalén. Esto último produjo la mayor diáspora de judíos por el mundo. El peregrinar del pueblo judío llego hasta remotos lugares del mundo.
Pero no solo ese pueblo judío se limitó a vivir en sectores separados conocidos por “ghettos”, sino que su cultura, pensamiento, sabiduría y ciencia también se esparcieron. Así un grupo de habitantes de Europa central y oriental comienzan a aparecer y a tomar poder dentro de las pequeñas comunidades judías de dichas región europea, los “ashkenazí”, estos desarrollan costumbres y normas particulares, que se confunden con lo judío y lo europeo autóctono por lo que se diferencian de las otras comunidades judías como los sefardíes y los mizrajíes, llegan incluso a tener una lengua propia como el “yiddish”. Son lo que algunos historiadores llaman europeos conversos al judaísmo.
Lo más llamativo es que los “ashkenazí” no son de raza semita como lo son los judíos sefardíes y mizrajies, ya que provienen de una combinación de razas propias de la región centro-este del viejo continente, mezcla de raza eslava con germánica, por eso su contextura es típicamente caucásica, abundan muchos de tez blanca y rubios, típicos como la mayoría de los eslavos y germanos, Incluso la palabra “ashkenaz” es el nombre hebreo medieval dado a Alemania. Por ello, “ashkenazí” o judío ashkenazí significa literalmente judío alemán.

Pero se extendieron por todo la región centro europea, ocuparon regiones de Ucrania, Rusia, Polonia y Austria. Son los que muchos argentinos llamamos “judíos rusos” en contraposición a los “judíos turcos” que habitaban el antiguo imperio Otomano que si son semitas y regresaron al medio oriente y a Palestina precisamente cuando los reyes Católicos los expulsaran de la península Ibérica, no por nada estos últimos eligieron una zona dominada por los otomanos, musulmanes, ellos habían siempre sido protegidos y respetados por los musulmanes ibéricos que ocuparon esa parte de Europa, lo mismo le sucedía en Palestina.
En cuanto los “ashkenazí” estos surgen al judaísmo ante su necesidad de supervivencia era mejor ser judío y abrazar dicha fe, que ser cristiano, obligado a servir y pagar impuestos y tributos a los distintos reyes, además los reyes que eran católicos obligaban a la conversión religiosa, so pena de Inquisición, muy distinto de los musulmanes que eran como dijimos tolerantes y permitían el desarrollo económico de todos sus súbditos sin distinción de fe.

Judíos Medievales
Evidentemente es así que los que llamaríamos “judíos rusos” o “europeos” fueron grandes comerciantes y pudieron fomentar su propio progreso, surgen millonarios como la familia Rothschild, que son de origen alemán. Mientras que los judíos sefardíes convivían desde el siglo XV en paz y armonía con los árabes musulmanes y los de distintas religiones afincadas en Palestina, ello duro incluso en el Mandato Británico de Palestina (1920-1948), las distintas comunidades religiosas se brindaban en respeto y armonía. Muy diverso era la situación de los “ashkenazí” europeos que convivían en constante tensión con los pueblos en donde habitaban, ya que sus protectores los musulmanes habían perdido terreno en Europa.
Es así que Europa para los “judíos rusos” comenzaba un sin fin de persecuciones, primero durante el zarismo, y luego durante los distintos nacionalismos europeos que empezaban a surgir desde fines del siglo XVIII acentuándose después de la primera guerra mundial, ello estaba basado en el imperialismo capitalista ejercido por estos, sobre los distintos gobiernos y las finanzas europeas, a veces con fundamentos y otras como chivo expiatorio de otros males.
En esos momentos surge dentro de los azquenazís un movimiento, el sionismo, dicha ideología fue política y propuso desde el comienzo el restablecimiento de una patria para el pueblo judío en la Tierra de Israel, Palestina. Su fundador y líder fue Theodor Herzl, considerado padre del sionismo político. Así surge la mecha con la cual exploto el polvorín de Medio Oriente. Terminada la segunda guerra mundial los “ashkenazí” era una gran mayoría que exigía a las potencias ganadoras que la “Cuestión Judía” se resolviera. Comenzaron a llegar desde distintos puntos de Europa central y Oriental miles de “ashkenazí” en meses estos eran mayoría sobre los judíos residentes desde hacía siglos en Palestina. Comenzaron así sobre los británicos y los habitantes de Palestina sean judíos o musulmanes un terrorismo violento y sangriento, como el atentado contra el Hotel Rey David de julio de 1946 que produjo 92 muertos, siendo 16 judíos, o La matanza en Deir Yassin un aldea árabe, donde mataron a 120 habitantes todos ellos musulmanes palestinos, entre otros tantos hechos violentos.
Lógicamente el sionismo fue el creador del Estado de Israel y de su política de defensa. Siempre y desde su creación los sionistas azquenazís han dominado los destinos del estado de Israel, política y militarmente. Estos usufructúan el hecho de que los judíos estuvieron desde siempre en Palestina, a veces hacen hincapié que los sefardíes son judíos, lo cierto es que estos últimos son los que pretenden una unidad con los palestinos árabes, evidentemente tienen en común muchos años de convivencia mutua y respeto, a diferencia de los “ashkenazí”.
Lo que sucede en Medio Oriente es complejo, son siglos de contiendas y diferencias, son varios actores que a veces se confunden entre sí, producen una impresión de una perpetua e infinita “Casus belli” (motivo de guerra), en la que se encuentra sumergida toda la humanidad, tendrá razón de ser la frase que se suele escuchar en aquellas partes “cuando el sol de la paz brille en la tierra del Jordán la humanidad comenzara a ser feliz”   

3 comentarios:

  1. Excelente nota ahora ya se porque a Gerardo Sofovich le dicen el ruso.

    ResponderEliminar
  2. ANDRES DE VILLA LURO26 de julio de 2014, 15:44

    Q' TEMA COMPLEJO LO DE PALESTINA, TENDRIAN QUE SENTARSE A HABLAR.

    ResponderEliminar
  3. Buena nota, esto me hace querer mas a los judios pero de todas formas oriente medio esta condenado a la destruccion..

    ResponderEliminar

El autor del blog no se hace responsable por los comentarios emitidos por los lectores. Gracias.