“La libertad de expresión es como la salud: cuando falta se da cuenta uno de lo que perdió. Sin ella, el ser humano pierde la dignidad como tal. Por lo tanto, todos debemos luchar para conservarla y pasarla a nuestros hijos, como la mejor herencia. AURELIO NICOLELLA

Páginas

BOLERO DONDE LA MUSICA SE CONVIERTE EN ROMANCE

Por Aurelio Nicolella


Nadie puede dudar que el siglo XX fue la centuria donde tres grandes géneros musicales coparon la música de la humanidad y giraron por todo el orbe, así encontramos que, el jazz, que era el lamento triste del esclavo en los campos algodoneros del sur estadounidense fue ganando su lugar en el mundo de los blancos, el segundo genero mundial, el tango con su lamento y tristeza hizo que no solo se cantara  la bronca y el dolor sino que se bailara.
Pero el ritmo que mejor expreso el romanticismo, el amor, la esperanza, la poesía y el deseo, todos ellos conjugados en un solo lugar fue el bolero, dicho ritmo acaparo y lo sigue haciendo en todas las pistas de bailes del mundo.
Agustín Lara y su musa María Félix
Temas inmortales de Agustín Lara se siguen escuchando y se escucharan en todas partes del orbe, la magia del bolero es sorprendente. La historia dice que dicho ritmo musical nació en la caribeña Cuba, fue su precursor  un sastre mulato llamado José “Pepe” Sánchez, quién escribe en Santiago de Cuba el tema "Tristezas", considerado por todos los estudiosos del tema como el primer bolero.
El bolero cuando llega años posteriores a los centros urbanos de la isla cubana ingresa cantado en cantinas y peñas, con posterioridad y entrada la década del veinte gira mas así el ritmo de serenatas y conquista todos los clubes, “boites” y centros de reuniones, comienza su camino lento conquistando las Antillas desde Puerto Rico y en parte México, así en el principio de los treinta llega a Estados Unidos y a Hollywood y de allí al mundo.
Los estadounidenses declararon que el bolero era el amor hecho canción y quienes lo cantan tienen a trovadores por intérpretes, será por ello que compite en esos años mano a mano con el jazz y muchos de los cantantes de dicho ritmo musical estadounidenses tienen en aquellos años en sus repertorios boleros, algunos cantados en inglés, perdiendo a veces el significado romántico de la pieza original.

En América Latina, el bolero conquista tierras lejanas a la de su origen cubano. Así encontramos que el tango que le había ganado la batalla a otras melodías autóctonas del continente pierde terreno con la muerte de Carlos Gardel en 1935, por lo que el tango canción deja así abierto el camino a que el bolero comience a ser escuchado cada vez más, figuras como Agustín Lara y tantos otros hacen del bolero la bandera romántica de la música.
Gracias a la industria cinematográfica mexicana que comienza su aura de esplendor en la segunda mitad de los años treinta incorporando como estandarte y carta de presentación al bolero en los distintos film, siempre habrá un interprete cantando un bolero, posibilita que gane todos los mercados latinoamericanos y se proyecte en el viejo continente.
Durante casi veinte años el bolero fue rey indiscutido de pistas de bailes, audiciones radiales, cinematografía y de la naciente televisión, a toda hora y en cualquier sitio se escuchaba o se cantaba un tema de bolero, así incluso muchos tangos fueron cantados a ritmo de bolero.

Las letras son apasionadas y esperanzadoras pero también en el bolero hay paso de facturas así en “Que te pasa corazón” bolero que cantaron e inmortalizaron Pedro Infante o Fernando Fernández, llamado "El Crooner de México", el interprete le canta al corazón “…Que te pasa corazón, que estas tan triste, ahora sufres por amor tu lo quisiste…” en otras estrofa de la pieza musical se escucha decir “…ahora sufres por amor, las consecuencias por jugar con el amor te traicionaron…”, se le reprocha al corazón la consecuencia de un amor desleal donde quién canta debe sufrir porque precisamente confío en ese amor por los dictados del corazón.
En “Espérame en el cielo”, otro bolero clásico el cantante le canta asu amor diciéndole que; “…Espérame en el cielo, corazón, Si es que te vas primero, que pronto yo me iré. Ahí donde tu estés…” para concluir “…Para empezar de nuevo. Nuestro amor es tan grande, y tan grande…”, la letra da a entender que el amante seguirá su amor a cualquier lugar mas allá de la muerte y que solo le pide que ese amor espere para comenzar el idilio nuevamente.
Casi todas las letras de los distintos boleros hacen hincapié a la entrega del amor a diferencia del tango en donde la reflexión es la advertencia al amor y sus posibles consecuencias, el bolero es mas desconfiado el tango es más cauto.
El bolero parecía morir a fines de los sesenta ante la invasión de la “nueva ola”, pero a fines de la década del sesenta Armando Manzanero dio una bocanada renovación al mismo, que hizo seguir viviendo a la mas románticas de las música.
Hoy en día el fenómeno del bolero esta comenzando a resurgir, muchas estaciones de radios tanto en FM o AM, como “El Fonógrafo” (*) de Ciudad de México, que se puede escuchar en toda partes del mundo vía Internet, se dedican exclusivamente a difundir bolero, también las ha que trasmiten vía Internet, las mismas en constante crecimiento se han posesionado de los radio-oyentes que han dejado las radios tradicionales para adherirse a radios exclusivas de música sin demasiada propagandas comerciales, el ranking de dichas emisoras de la “web” están precisamente encabezadas por las que se dedican a la difusión de boleros y música romántica, la radio “Libertadora” (**) creada por un grupo de abogados de Buenos Aires, fue creada con ese fin además de servir como música funcional en las salas de espera de los consultorios de profesionales de la capital argentina.A principios de los noventa con el álbum “Romance” el cantante mexicano Luis Miguel sin pretenderlo ya que la misma era una producción netamente comercial hace resurgir en su magnificencia al ritmo romántico.
El sociólogo Alberto Tivenci en su estudio sobre “Los ritmos musicales y su incidencia en Latinoamérica” ha manifestado con respecto al bolero que la candidez y la tranquilidad del ritmo musical y su canto apasionado hace que el oyente de la canción tienda a una relajación interna, frenando sus impulsos y presiones” y pone como caso el hecho de que en una centro hospitalario de Bogotá, en la sala de espera de pacientes en los parlantes surgían melodías de boleros, llamo a los profesionales que dichos pacientes al momento de ingresar a la consulta con el profesional médico se encontraban relajados y completamente calmos y con gran disposición a colaborar con el profesional.
El profesor argentino de filosofía y músico ha manifestado en una nota que publicara en el diario Clarín hace años “Más allá de las razones, el bolero reverdece y se hace rizoma en espectáculos, en otros discos, en publicaciones. Los tres Romances que grabó Luis Miguel fueron una necesidad histórica para el género porque rescataron del olvido lo que tenía destino de ser archivo. No el amor, que siempre encuentra un cause sonoro para ser dicho. Sino el bolero, cursi, inactual, sensiblero. Y, según parece, interminable”.  
El bolero es y será el lugar y encuentro donde las estrofas se juntan a la música para convertir a la pasión, el amor y la esperanza en canción

NOTAS:

Para escuchar las radios mencionadas en este artículo haga click abajo.


(**) LIBERTADORA: