“La libertad de expresión es como la salud: cuando falta se da cuenta uno de lo que perdió. Sin ella, el ser humano pierde la dignidad como tal. Por lo tanto, todos debemos luchar para conservarla y pasarla a nuestros hijos, como la mejor herencia. AURELIO NICOLELLA

Páginas

CRISTINA, “ALIA TEMPORA PERVENIRE”

Por Aurelio Nicolella

CFK y otros tiempos
Cuenta una leyenda romana, que el séptimo y último rey de Roma, Lucio Tarquino, llamado el Soberbio, tenía una amante, Camila, por la cual guardaba una gran admiración debido a la inteligencia que poseía. Ella le había hecho notar a Lucio que cada día veía menos favores que los que antes solía tener como amante del rey por parte del Senado y la plebe.  Entonces le dijo a Lucio que ella podía prever grandes cambios para Roma y que Lucio se encontraba jaqueado por el senado romano, ya que lo tenía entre ojos, y de a poco le hacían perder el poder que supo tener, que era importante que cambiase para ganarse la gracia del pueblo y el Senado. A ella se le atribuye la frase latina dicha a su amante real: “ALIA TEMPORA PERVENIRE” (otros tiempos vendrán). Lucio Tarquino supo cosechar su alias, fue tan soberbio que aunque supiera y fuera advertido por su amante de los nuevos tiempos que se avecinaban, nada hizo para cambiar. Así, el final del último rey de Roma llegó: fue muerto e inmediatamente fue instaurada en Roma, la república. Nada se sabe de su amante Camila, si murió en el lecho de Lucio o se salvo al trágico fin de su amante.
La soberbia es un mal que a veces no nos hace ver nuestro entorno, no vemos los cambios que pasan ante nuestros ojos. Por eso será que los soberbios sufren de una ceguera peor que los propios ciegos.
En la Argentina de estos días algo de eso está sucediendo: en dos discursos presidenciales, muchos argentinos asistimos a una ceguera del gobierno que no le hace admitir sus errores.
El discurso del jueves 1° de marzo de apertura de sesiones ordinarias del período parlamentario. La Presidenta de la Nación amén de entrar en serias contradicciones que no resisten análisis. Lo que si merece un análisis es que el gobierno comenzó a agrietarse internamente. Por un lado se encuentran los que tratan de despegarse del Vicepresidente Amado Boudou y el “affaire” Calcográfica Ciccone. Forman un batallón sólido y cerrado y no dan opiniones sobre ese tema puntual y esquivan toda referencia a ello. Así Abal Medina, Tomada, Randazzo y el ministro de justicia Alak, se llamaron en silencio y se los pudo observar juntos en el discurso de apertura de sesiones en el Congreso Nacional. Sobre el particular, el que se encuentra molesto y furioso con el Vicepresidente es Guillermo Moreno. Nadie duda, ni propios y ajenos, de la incorruptibilidad del Secretario de Comercio, solo se le achaca los modales primitivos que tiene. Moreno está furioso por encontrarse estampada su firma en el caso “Calcográfica Ciccone”, tan molesto que desde que tomó estado público el caso no le dirige la palabra y tiene gestos nada pacíficos hacia el Vicepresidente. En cambio, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, también comprometido en el “affaire” se llamó a silencio y esquiva al Vicepresidente, teme cruzarse con él. Al Vicepresidente se le suma además una denuncia por enriquecimiento ilícito a fin de investigar el abultado crecimiento injustificado de su patrimonio personal, en estos últimos años, teniendo en cuenta que se declaró insolvente en su juicio de divorcio con su ex esposa. 

El acto de Rosario muy partidario
Pero no solo “Calcográfica Ciccone” es el hierro candente que en estos días tiene a mal traer al gobierno kirchnerista. La Ministra de Seguridad, Nilda Celia Garré, no ha podido explicar fehacientemente el “Proyecto X” en donde la Gendarmería Nacional realizaba investigaciones de espionaje sobre los integrantes de manifestaciones sociales. Dicha inteligencia esta prohibida por ley, pero la Ministra salió a aclarar que el “Proyecto X” “era una herramienta informática, no un plan secreto de espionaje”. En dicha conferencia aseguró que la Gendarmería Nacional no usó esa información en manifestaciones sociales, que no se destinan gastos reservados y que dicho proyecto "es un sistema informático de inteligencia criminal, es un software". Dichas aclaraciones no dejaron conformes a muchos políticos de la oposición, ni a organizaciones de derechos humanos, como tampoco al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.
Ahora muchos se preguntan, ¿es algo que se encuentra a derecho?  Porque la ministro hizo una purga de diecinueve comandantes de la Gendarmería Nacional una vez que tomó estado público la denuncia sobre espionaje. Y lo peor es que se siguió investigando a los que protestan socialmente. Ese fue el caso de un grupo de trabajadores de una fábrica de la zona norte donde eran filmados desde un helicóptero de Gendarmería Nacional y por personal de la fuerza que se encontraba controlando la seguridad. Dentro de las mismas filas del gobierno le llamaron la atención, algunos creen ver en la decisión de la Presidente de prorrogar la permanencia de la Policía Federal en el control de seguridad de los subterráneos porteños un llamado de atención hacia ella, más teniendo en cuenta que veinticuatro horas antes y ante el reclamo del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Nilda Garré había ratificado el retiro policial. Aunque la lectura política fuera tomada de otra forma. A esta altura muchos piensan en el gobierno, el destino en el exterior que le pueden dar a la ministra como embajadora.
Apertura de sesiones polémicas
La tragedia del Once ha sido para el gobierno y principalmente para la Señora Presidente, la bisagra que marcó un antes y un después. CFK pensó que alejándose de la escena del hecho y guardando “silenzio stampa” como en el caso “Cromañón” y la “Tragedia de la estación Flores”, la situación generada iba a ser sorteada, pero, primero las declaraciones de Juan Pablo Schiavi, diciendo que si el accidente hubiera ocurrido veinticuatro horas antes hubiera habido menos muertos exaspero a  todo el mundo, incluso a aliados como Doña Hebe Pastor de Bonafide que lo insultó públicamente. También cayeron mal las palabras del Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina que ante una requisitoria periodística manifestó “los muertos, muertos están”. No tuvo tanta repercusión debido a que se estaba esperando el discurso presidencial de Rosario y la primera aparición pública de CFK. El discurso del 27 de febrero en Rosario pareció más un acto partidario que un acto patrio por los doscientos años de la creación de la Bandera Nacional. Habló de la tarjeta SUBE, pero distorsionó su creación. La misma no fue para saber quién de los argentinos usa los transportes públicos y subsidiar al usuario, sino que fue creada ante el faltante de monedas para los que usan el transporte público. El discurso de aquel lunes careció de inteligencia y carisma y, como hace la presidente, alegó que el problema viene de anteriores gobiernos, ignorando que hace ocho años que están en el gobierno. Ignora la Presidente que, en seis años, Japón después de la segunda guerra mundial comenzó a reactivarse económica y socialmente. Lo mismo hicieron Italia, Francia, Gran Bretaña con Londres bombardeada, y muchos países que intervinieron en la conflagración mundial. Incluso Brasil con Lula en menos de cinco años pasó a ser una economía considerada en el mundo.
El tema Malvinas es, por ahora, en la agenda presidencial, la cual menos crítica le origina al gobierno. Lo cierto es que, sacando los países latinoamericanos con su gesto de prohibir entrar buques con la bandera de los isleños y las declaraciones de los cantantes ingleses que manifestaron que las islas pertenecen a la Argentina, cabe aquí aclarar que dichos cantantes harán recitales en Buenos Aires en donde se llevaran miles de dólares a sus cuentas bancarias en el exterior. Poco y nada se avanzó en el tema. A los isleños no los conmovió la proposición de CFK de los tres vuelos semanales desde Buenos Aires a Puerto Argentino, por Aerolíneas Argentinas. No se sabe quién asesora a la Presidenta en estos temas o si tiene asesores, pero lo que debe saber es que los isleños (kelpers) odian y tiene repulsión por todo lo que tenga que ver con Argentina, jamás permitirían que la compañía de bandera de Argentina aterrice en las islas aunque trajera a la propia Margaret Thatcher, que es considerada la protectora de los tres mil habitantes.
Juez Garzón asesor de diputados
El mal asesoramiento de la Presidenta llega incluso a que manifestara en la apertura de sesiones del jueves que Baltazar Garzón fuera destituido como juez en España por haber investigado los crímenes de la dictadura franquista. Nada más lejos de la realidad, Garzón fue destituido porque en forma ilegal mando a investigar a funcionarios del gobierno, lo que le mereció la inhabilitación de once años para ejercer cargos en la justicia. La pregunta es: ¿qué le hubiera sucedido a un juez argentino si se animara a investigar a funcionarios de la administración de CFK? La respuesta se la dejo al lector. Lo triste en el caso Garzón es que se lo nombre asesor en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Nación, habiendo tantas figuras respetables en ese ámbito como el Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.
Desde hace un tiempo es sus discursos CFK habla como si acabara del llegar al país: subsidios, trenes, petróleo, economía, etcétera. Todo parecía responsabilidad de un gobierno equivocado y anterior, negando que el kirchnerismo esta desde hace casi ocho años administrando el país. ¿Será soberbia?

Aurelio Nicolella, nació en Lanús, Provincia de Buenos Aires, el día 11 de septiembre de 1962, es abogado, docente universitario, escritor, pensador e investigador histórico.