"La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía" José Marti, político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano.

¿CUANTOS SOMOS LOS ARGENTINOS?


Por Aurelio Nicolella



Un puntero político del partido de La Matanza, la llamada quinta provincia argentina por la cantidad de habitantes, comentaba que en lo que es su territorio, durante la realización del censo nacional de población y vivienda llevado a cabo por el INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos) en el año 2001, a los censitas no los vio y los esta esperando aún, ya que los mismos no se adentraron a los barrios bajos y villas miserias de la zona, por lo cual no cientos sino miles de personas no fueron censadas, esto es solo una muestra de lo que se debió haber repetirdo en otro lugares carenciados y marginales del conurbano bonaerense, y en las aglomeraciones de ciudades como Córdoba, Rosario y Mendoza, aunque "a posteriori" el INDEC procedió a rectificar las cifras provisionales dadas a conocer en las primeras horas de finalizado el censo, las mismas dejaron dudas si realmente la población argentina censada en el mes de noviembre de 2001 era de 37.156.195 habitantes.
El censo fue hecho mal a decir de expertos en la materia debido a que no se tomaron en cuenta varias situaciones, como la de capacitar a los censistas, haciendo cursos de perfeccionamientos, se recurrió a ultimo momento a voluntarios que el gobierno les abono la suma de cincuenta pesos por la jornada de trabajo, no se proveyo a los censistas y encuestadores de los mínimos elementos para completar su tarea, los datos recabados fueron pasando de mano en mano hasta llegar a los encargados de recavar esa información, en el trayecto muchas de esas planillas se perdieron o fueron adulteradas por caciques políticos con fines propios muy turbios, siempre con orden del poder político que pretendía demostrar una realidad distorsionada de la realidad en algunas veces y en otras a favor de su gestión.
Se llego al colmo de censar no una, ni dos, sino tres veces el mismo domicilio y a sus moradores, o también a dejar barrios enteros sin censar, como las zonas aledañas y pobres a San Carlos de Bariloche, entre otros lugares, donde sus residentes esperaban a los censistas que nunca llegaron.
En sintesis el gobierno de la Alianza de Fernando De La Rúa había obtenido el dinero de parte del Banco Mundial para la realización del Censo 2001, los tiempos se acortaban y el hecho de no realizar el censo en tiempo levaría a que se devolviera el dinero al organismo mundial, entonces como el dinero no estaba para devolverlo, por esas cosas tan comunes que ocurren en este país, el censo se hizo pero improvisadamente.
Ahora que son los censos de población y vivienda, para que sirven, los censos son un recuento de los habitantes de una nación, generalmente y por recomendación de las Naciones Unidas y de los organos internacionales como el Banco Mundial se deben realizar cada diez años, su propósito no es solo de conocer la población y la vivienda de sus moradores, sino también de las actividades económicas de sus habitantes, el desplazamiento de su población, el nivel de estudios y educación, la infraestructura, el poder adquisitivo, la condición religiosa de sus habitantes, entre muchas otras cosas, con el fin de saber la cantidad actual de habitantes de ese país o nación.
Las ventajas es que dicha información obtenida puede presentarse por unidades administrativas u otras unidades de estratificación cualquiera sea su tamaño, pudiendo obtener datos de las distintas áreas, comarcas, regiones o comunas, con el fin de realizar proyecciones a futuro y/o emprendimientos para mejorar el estándar de vida social de la población.
Según la definición de las Naciones Unidas, un censo de población es el conjunto de procesos dirigidos a reunir, resumir, analizar y publicar los datos demográficos, económicos y sociales de todos los habitantes de un país de territorio delimitado, correspondiente a un momento o período dado.
Ahora en la República Argentina los censos nacionales se realizan desde 1960 cada diez años a excepción de los años 1990 y 2000 que por razones presupuestarias fueron postergados un año.
Pero los dos últimos censos tanto el de 1991 como el del año 2001 fueron pobres en la información que se recababa, es así que se omitió ítems tan elementales como grado de instrucción, servicios médicos por lo que se atienden, ingresos de los integrantes de la vivienda, relación parental entre los mismos, religión a la que pertenecen, etc.
Pero la pregunta es hoy, a casi ocho años del último censo nacional ¿Cuantos somos realmente los argentinos?, ya que los datos del censo 2001 no son ni nunca fueron confiables.
Según la ONU (Organización de las Naciones Unidas) somos 40.276.000 habitantes a junio de 2009, siempre estimaciones con margenes de error del 5 %, en cambio para la CIA (Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos) en su publicación “The World Factbook”, somos 41.234.000 siendo para la agencia estadounidense el 31° país mas poblado en la faz de la tierra o sea que el 0,57% de la población mundial es albiceleste. Pero para la Universidad de Berlin en Alemania, apenas llegamos a 39 millones de personas. El tema en cambio se pone interesante cuanto nos dirigimos a organismos que no dependen de estado alguno, entonces es así que ONGs netamente de carácter privado sin sostenimiento estatal alguno llegan a manifestar que la población argentina entre excluidos (pobres) e incluidos en el sistema podría llegar en total a la friolera suma de casi 50 millones de personas, si esto fuera cierto, ¿donde están los 10 millones de argentinos que faltan, de las estimaciones poblacionales para Argentina?, el día 14 de agosto de 2009 la presidente argentina Cristina Fernández en un acto político en la Casa Rosada, manifestó expresamente que había datos que 1.500.000 chicos se encontraban indocumentados en el país, ya sea porque los padres omitieron el hecho de denunciar sus nacimientos por problemas económicos o por falta de conocimiento (educación). Por tal motivo se lanzo un plan nacional de documentación.
Lo cierto es que INDEC no esta cuestionado de ahora, su cuestionamiento viene desde hace mucho tiempo, los distintos gobiernos de turno lo han usado para su propio provecho.
Esperemos que en el año 2010, el año del bicentenario, las autoridades gubernativas se dignan a realizar el 10° Censo Nacional, y el mismo se realice a conciencia, con el único fin de que lo que surja de allí se para poder saber cuantos somos, que somos y que podemos ser.

Aurelio Nicolella, nació en Lanús, Provincia de Buenos Aires, el día 11 de septiembre de 1962, es abogado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El autor del blog no se hace responsable por los comentarios emitidos por los lectores. Gracias.